Beneficios para la salud de la Gimnasia


Beneficios para la salud de la Gimnasia

El programa que se propone tiene como objetivo ayudar a quemar el exceso de grasa y de ese modo mejorar su estado físico. Para lograrlo estos ejercicios deben estimular tantas fibras y músculos como sea posible, parte superior e inferior. Algunos ejercicios aeróbicos son muy intensivos por naturaleza, muy útil para mantener su ritmo cardíaco elevado durante el entrenamiento.

Este programa se realiza en el hogar, está diseñado para estimular cada grupo muscular (parte delantera y trasera, superior e inferior) hace que el esfuerzo muscular no sea excesivo, por lo tanto no habrá riesgo de lesiones. Al ejecutar el programa, manteniendo un ritmo constante en un tiempo relativamente corto se puede aumentar las repeticiones y los períodos de mantenimiento de las posiciones de los diversos ejercicios para mejorar la condición física.

Flexiones

Gimnasia Flexiones

Dos series de 10 repeticiones. Este ejercicio fortalece nuestros brazos (bíceps y tríceps), apoyar las rodillas en suelo (es más fácil que apoyando los pies) y las manos (a la altura de los hombros). Bajar el cuerpo y volver a subir.

Sentadillas

Gimnasia Sentadillas

Dos series de 10 a 15 repeticiones. Aquí trabajaremos glúteos, cuádriceps y femorales principalmente. De pie delante de una silla (para no perder el equilibrio), con los pies a la anchura de la cadera, flexionar las rodillas como si quisiéramos llegar al suelo con el trasero y sin levantar los talones, volvemos a la posición inicial.

Abdominales

Gimnasia Abdominales

Dos series de 10 a 15 repeticiones. Así fortaleceremos los músculos de nuestro abdomen.

Giros de cintura

Gimnasia Giros de cintura

Dos series de 10 repeticiones. Para realizar estas rotaciones de cintura, necesitaremos una barra de poco peso o un palo de escoba (por ejemplo) que colocaremos detrás del cuello. Con los pies ligeramente separados, haremos giros de derecha a izquierda.



Compartir en Google+ Facebook Twitter


Aviso importante: La información contenida en estas páginas no es necesariamente exhaustiva, completa, exacta o actualizada. Tampoco no debe remplazar a la información dada por un profesional médico, ni a ningún otro profesional médico de la salud (física y/o mental). Si tienes cualquier duda, consulta con tu médico de cabecera o a un profesional de la salud.

Contenido Relacionado



Artículos Relacionados