El yoga es una antigua disciplina india que se ha practicado en Oriente desde hace más de 5000 años. Está ganando una popularidad extrema en todo el mundo. El Yoga fue introducido por primera vez a Occidente por Swami Vivekananda, que recorrió Europa y los Estados Unidos en la década de 1890. Más recientemente, el Dr. Dean Ornish, un seguidor de Swami Satchidananda, publicó varios estudios sobre los beneficios del yoga y sus ejercicios.

Los Yoga Sutras son textos fundacionales del Yoga y son atribuidos a Patanjali, que data del siglo 2 aC. Según Patanjali, el yoga consta de ocho miembros. Estos son:

beneficos del yoga

  1. Yama, que abarca la no violencia, la honestidad, no codiciar, celibato y no posesión.
  2. Niyama, que refleja la pureza, el contento, la austeridad y la entrega a Dios.
  3. Asana que se refiere a la posición de meditación sentada.
  4. Pranayama o ejercicios de respiración controlada.
  5. Pratyahara que indica el control de los sentidos.
  6. Dharana o concentración.
  7. Dhyana o meditación.
  8. Samadhi, el éxito final.

Esta disciplina del yoga descrito por Pantajali se llama comúnmente Yoga Ashtanga. Sin embargo, durante décadas, el yoga se ha convertido en muchos estilos e intensidades diferentes. La mayoría de las prácticas de yoga en el mundo occidental consiste en la práctica de Hatha Yoga: ejercicios suaves, posturas, respiración controlada y meditación.

Los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares son la inactividad, la obesidad, la hipertensión, la diabetes, perfil lipídico anormal e inflamación crónica. El Yoga parece tener un efecto beneficioso en todos ellos. En una revisión de 37 estudios de seis países, el 75% de los estudios mostraron una mejoría en la presión arterial con las intervenciones de la práctica del yoga. En general, estos estudios demostraron una disminución del 4,9% al 24,2% de la presión arterial diastólica y una disminución del 2,6% al 21,3% de la presión arterial sistólica con el yoga. También hubo una disminución de la frecuencia cardíaca en reposo y la frecuencia respiratoria. En 18 ensayos clínicos entre 1970 y 2004, la práctica del yoga se asoció con una reducción del 1,5% al 13,6% en el peso corporal. Ha habido por lo menos 15 estudios internacionales que demuestran los efectos positivos sobre el perfil lipídico, la práctica del yoga se asocia con una disminución del 5,8% al 25,2% en el colesterol total, el 22,0% al 28,5% de reducción en los triglicéridos grasos, y un 12,8% a 26,0% de reducción en el colesterol malo LDL. Algunos estudios también han demostrado un aumento en los niveles de colesterol bueno HDL. Casi 13 estudios se han centrado en estudiar los efectos del yoga en la diabetes mellitus y los marcadores de resistencia a la insulina. En promedio, la práctica del yoga se asoció con una reducción de 5,4 a 33,4% en la glucosa en ayunas, 24,5 a 27,0% de reducción en la glucosa postprandial, y 13,3 a 27,3% de reducción en hemoglobina glucosilada (HbA1c). Los estudios también han demostrado una mejora en el síndrome metabólico.

ejercicios de yoga

Los ejercicios de yoga va a quemar calorías para ayudar a reducir peso. Los beneficios de la conexión mente-cuerpo del yoga están respaldadas por evidencia científica irrefutable. Las técnicas de yoga mejora la salud física y mental a través de la regulación a la baja del eje hipotalámico-pituitario-adrenal y el sistema nervioso simpático. Los escáneres cerebrales han demostrado mayores niveles de GABA (bajos niveles de GABA se asocian a ansiedad y depresión) después de una sesión de yoga de una hora.

Los beneficios del yoga se extienden más allá del sistema cardiovascular. Los ejercicios suaves de estiramientos mejoran músculos, ligamentos y la función articular. Hay un aumento en la flexibilidad, fuerza y resistencia. La postura corporal también se mejora. Enfermedades crónicas como el asma y la artritis han mostrado mejoras. También es un anti-depresivo y anti-insomnio. En general, la mayoría de los practicantes de yoga afirman que no sólo se sienten más en forma y lleno de energía, sino incluso más feliz y más tranquilo.

El yoga es generalmente considerado seguro en personas sanas cuando se practica adecuadamente. Los estudios han encontrado que es bien tolerado, con pocos efectos secundarios. Algunas posturas de yoga deben ser evitadas por personas con enfermedad discal de la columna vertebral, glaucoma, desprendimiento de retina, problemas de oído, osteoporosis grave, o espondilitis cervical. También se deberían tomar precauciones con ciertas poses durante el embarazo.

ejercicios de concentración yoga

El yoga es fácil de aprender y fácil de realizar. Se puede practicar de forma individual en cualquier momento y sin ningún tipo de restricciones debido a las condiciones climáticas. Está libre de ataduras religiosas o culturales, y puede ser aprendido y realizado por todo el mundo.